Chileoliva

Origenes en el Mundo

OLIVO

 

El cultivo del olivo llegó al país de la mano de los españoles que dominaron el territorio nacional hasta 1810.

Este mítico árbol encontró en nuestro país grandes extensiones de suelos fértiles y climas diversos que permitieron su adaptación rápida y la producción de distintas variedades de frutos que expresan lo más puro de este rincón del mundo.

Palestina, Mesopotamia y Creta serían las primeras tierras en que se plantaron olivos para producir aceites. Las aceitunas eran molidas a mano y el líquido decantado en vasijas de piedra. Luego se comercializaba en los más importantes mercados urbanos. 
Así, el aceite se transformó en un preciado bien, y sus ramas y hojas se usaban como símbolo de bienvenida y amistad entre los pueblos.

Los egipcios, en tanto, comenzaron a importarlo y rápidamente le otorgaron fines cosméticos. Pero los romanos fueron más allá, además de descubrir sus primeros beneficios terapéuticos lo utilizaron como condimento y también como combustible.  Propagaron el olivo de un modo sistemático, de manera que al final de la República y al principio del imperio, ya estaba presente no solo en Italia, sino que también en Francia, España y Portugal.

Actualmente, los principales países productores están ubicados en la Cuenca del Mediterráneo y España, Italia y Grecia se han ganado su espacio como los más importantes a escala mundial. 
Sin embargo, Turquía y Túnez también poseen grandes superficies cultivadas.

Usted está aquí: Home ACEITE DE OLIVA Origenes en el Mundo